bloque

MIS METAS:

Conocerme
Aceptarme
Amarme
Fortalecerme
Definir mis objetivos
Actuar y cambiar
Ser Feliz

MIS HERRAMIENTAS:

Sobriedad
Abstinencia
Amor
Humildad
Espiritualidad
Disciplina
Madurez

ENCONTRARÉ:

Amor y comprensión
Terapia ocupacional
Paz y tranquilidad
Sencillez y humildad
La raíz de tu problema
Comprensión a tus problemas, porque compartimos los mismos
Juntos nos sobrepondremos a los problemas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


starfish


logo

EXPERIENCIAS

ex

Intercambio de experiencias

Compañeros que han superado con nosotros sus adicciones, están en constante contacto y en juntas planeadas y organizadas. Nos visitan para compartir contigo sus experiencias, mismas que vienen a enriquecer tu estancia con nosotros.

Constantemente llegan compañeros que sufren de alguna adicción, provenientes del interior de la república, lo cual, te permite tener un panorama de diferentes entornos y puntos de vista del problema de las adicciones.

Sinaloa, Xalapa, Tlaxcala, D. F. y Oaxaca, solo por mencionarte algunos.
Por lo general, quien llega a la casa es gente recomendada por compañeros u otras instituciones ya que no hacemos promoción.

Con tu participación estamos en constante crecimiento, ya que nuestra misión es ayudar a quienes lo necesitan.

Testimonios

Yolanda:

Mi querida madrina, una vez mas quiero decirte lo mucho que te quiero y lo agradecida que estoy con Dios por haberme enviado a tu casa; porque ese fue el punto de partida de mi regreso a la vida, una vida cada día más plena, más satisfactoria y más feliz.

Gracias por existir Yola, gracias por ser mi madrina y por el amor incondicional que siempre me has dado, además de la comprensión, respeto, guía, ternura y regaños. Por escucharme, por estar siempre conmigo (aunque estemos lejos físicamente), por recibirme en tu casa con los brazos abiertos aún sin conocerme, por enseñarme tantas cosas, por recordarme otras y por impulsarme a seguir hacia delante con los pies en la tierra, y la mirada en el cielo. Gracias por ser mi ejemplo, en fin, gracias por ser Yolanda.

Quiero que sepas que he encontrado mi propósito en la vida y deseo desde lo más profundo de mi ser, seguir tu ejemplo de servicio con la ayuda de Dios y tu bendición.

Tal vez por el momento no se exactamente como y cuando sucederá, pero todavía hay un camino que recorrer y mucho que aprender; y yo se que Dios me hara saber el momento si es su voluntad que yo cumpla con ello.

TE AMA TU AHIJADITA CONSENTIDA MONY.

Querida madrinita:
Busco, a través de estas lineas, expresarle lo dichosa y agradecida que me encuentro por tener la oportunidad de conocerla, en este bendito día en que usted abrió sus ojos a la vida. Siempre despierta en mi un enorme respeto y admiración, la fortaleza con que ha afrontado en el pasado, y con la que continúa haciendolo las circunstancias que se presentan por muy adversas que estas sean.

Las mejores cosas son sencillas, los sentimientos más nobles también lo son, y es por eso que para mi es una gran señora, una dama digna y sumamente valiosa cuya esencia es un regalo que guardo en mi corazón.

Infinitas gracias por el tiempo que me ha permitido estar a su lado, por los conceptos maravillosos que me ha transmitido, pero sobre todo, mil gracias por su cariño sincero, incondicional, pleno en comprensión y paciencia. Le ruego disculpe todas aquellas acciones de mi parte que le hayan provocado disgusto o peor aún, dolor. Mi deseo sincero es poder continuar compartiendo con usted sus experiencias, sus alegrías, sus tristezas y porque no, tambien sus enojos, del mismo modo en que usted lo ha hecho conmigo.

Aunque se que no soy la mejor ahijada, ni la más obediente, también se que el cariño que despierta en mi es profundo, sincero y puro, porque proviene de las fibras más firmes de mi corazón, ese corazón que llegó a esta casa hecho jirones que hoy late lleno de vida y esperanza, gracias a Dios y a usted, el que todo lo puede, le conceda muchos años de felicidad y la conserve entre sus tesoros mas amados. Dentro de los mios, ocupa un lugar muy especial.

Chivis.

Madrina Yola:
Le agradezco por su ayuda y comprensión, es un amor de persona, muchas GRACIAS.

Y le pido perdón por ser tan cobarde y muy mal agradecida, pero es que en realidad yo no puedo, me siento muy mal y por más que quiera hacerme la fuerte, ya no puedo, estoy super desmotivada y no tengo ganas de luchar, me siento sola y aunque yo se que tengo amor aquí, no es lo mismo, yo quería que mi mamá viniera y me apoyara pero esta muy ocupada. Y le es imposible apoyarme, me llevo una muy buena o más bien un buen recuerdo de mi, en realidad, no se que pase conmigo, pero le aseguro y le juro que mis papás ya no van a tener ningún problema conmigo, ya no pienso molestarlos.

Gracias por su ayuda, la quiero y perdón por tener un mal concepto de usted, ahora ya no me cae mal, al contrario, la admiro.

Miriam.

Yolanda (buenos días)

Hoy que he descubierto la voluntad de Dios, ya no puedo darme el lujo de resbalar, por que además me ha dado mucho más de lo que me merezco, se que todo lo que tengo ahora es gracias a él, se que ahora me tengo a mi, si que el día de hoy puedo dar mucho, puedo dar amor, porque he empezado a amarme a mi, y sigue ya no voy a dar miserias, por gracia de Dios y gracias a usted y a mi esfuerzo estoy "aprendiendo a vivir".

Hoy es un día muy especial, hoy todos mis días son especiales, pero del día de hoy si soy feliz, el día de hoy, si disfruto cada segundo de mi vida, aun cuando son malos, y hoy que le puedo decir, creo que no puedo ocultar mi entusiasmo "Estoy feliz".
Ahora si puedo decir a todos mis seres queridos que "los amo" y usted es uno de ellos " la amo mucho madrina, muchísimo"

Gracias por todo su empeno en ayudarme en hacer de mi lo que soy, a veces, la verdad como usted dice "se pasa" (jajaja) pero hoy hasta por eso doy gracias, hoy doy gracias por ser una adicta más, pues gracias a ello, he podido desprenderme de todo lo que me hacía daño, he podido poco a poco eliminas mis defectos de caracter, pero sobre todo estoy aprendiendo a desaparecer las huellas del alma que por tanto tiempo cargue y que por tanto tiempo sufrí, hasta llegar a hacer lo que me trajo aquí, bueno, pues hasta eso agradezco, pues de no haber sido así, hoy estaría no se donde (si es que estaría) y no hubiera tenido el gran orgullo de haber conocido a una persona tan valiente y tan valiosa como lo es usted, la admiro, la respeto y la "quiero mucho, me cree? le pido a Dios por usted siempre para que le de esa paz y esa tolerancia para con todos nosotros... y para usted? que puedo pedir? Que sea feliz, hoy y siempre, por que una vez más ha cumplido con lo que se propuso "salvar una vida".

Hoy ha salvado mi vida con la ayuda de Dios.. con ayuda de un "poder superior" que rebasa las fronteras. GRACIAS.

El día de hoy tengo lo que necesito, no lo que quiero, lo que necesitaba ya lo tengo y no quiero más pues con lo que tengo, todo lo demás viene por añadidura...
GRACIAS.

Anónimo

A la madrina Yolanda:

El cielo de Huitzila

tiene una transparencia

que yo desconocía,

un aire fresco y limpio

que aliviana mis penas

y cura mis heridas.

Porque su luz que es pura

como las puras nubes

que nos prometen lluvia,

purifican mi alma

y me regala amores

como dulces naranjas

de la esperanza eterna.

Mis ojos se levantan

con la mañana hembra

y mira un inmenso horizonte

que dibuja la aurora.

El cielo de Huitzila

tiene una transparencia

que yo desconocía...

Hugo A.

Madrina Yolanda

He aprendido más de lo que tu crees, tus ojos me enseñaron a observar, tus oídos a escuchar, tus palabras a apreciar y tus mas grandes tesoros, tus piernas me enseñaron a caminar en el sendero de la vida.

Te admiro y respeto con grandeza y te amo porque fuiste y eres conducto de Dios para mi y otras personas y yo por hoy y gracia divina seguiré tu andar.

Con profundo agradecimiento y amor.
Tu compañera y amiga.

Paola.

Madrina Yolanda:

El día que llegué, nunca me imaginé que no iba a quererme ir, pero asi me siento. esta casa vino a despertar en mi el deseo de llenar mi vacío, aprendí más de lo que pensé.

Esa sensación de abandono que traía antes de llegar con usted, se fue desvaneciendo conforme pasaban los días, hasta que llegó el momento en que sentí por primera vez que no tenía porque sentirme abandonada, tengo a Dios, tengo un programa y gracias a Dios todavia me tengo a mi; ahora entiendo que usted es el puente de comunicación entre Dios y yo y que yo llegue aquí porque lo necesitaba y doy gracias porque esta casa y usted, han entrado a formar parte de mi vida.

Se que cada día que despierte extrañaré el cielo de Huitzila-park, porque a pesar de lo que aquí pasé... se respira un aire más limpio.

De antemano te doy las gracias en nombre de mi ma y mi familia. De este momento en adelante, siento que te debo mi nueva vida y Dios quiera que nunca te defraude. Te voy a llamar para que me cuentes de los "últimos acontecimientos". Fue muy fácil acostumbrarme a estar aquí y a ti.

Eres mas que mi madrina, ¡eres mi angel de la guarda!

Madrina Yolanda:

Darte las gracias, es poco, para decirle lo que siento, pero si le puedo dar las gracias a DIOS porque existes y porque él me puso aquí, en tu casa, con los compañeros y CONTIGO.
Ojalá pueda ser siquiera la tercera parte de fuerte que eres tú, con tu buena voluntad, con tu paciencia, tolerancia y excelente sentido del humor, que ese es otro gran DON , de los que te ha colmado DIOS.

Me asusté mucho cuando te escuché gritar en la mañana, por un momento pensé que te pasaba algo a ti, salí corriendo y en segundos le supliqué a DIOS que no fuera nada malo lo que te pasaba.

Me acabé de dar cuenta que ya TE QUIERO y que no es nada mas por que ya me voy, sino porque has realizado transformaciones maravillosas en mi, junto con la mano de DIOS.
¡Gracias por existir Yolanda! ¡Que DIOS te siga bendiciendo y a tu familia! Voy a regresar, pero con el favor de DIOS sólo a visitarte.

Te quiero. Cecy. Que Dios te conserve siempre tu alegría.